Adoración. Catedral Nueva de Salamanca

Adoración. Catedral Nueva de Salamanca

Desear próspero Año Nuevo, con la que está cayendo, parece poco realista. Lo que nunca procede es desear «felices fiestas y un maravilloso 2011», como hace la felicitación oficial del Rector de la Universidad de Salamanca, sin ninguna mención a las Navidades (que son las únicas «fiestas» que celebramos en estas fechas, dedicadas al nacimiento de Nuestro Señor Jesucristo) y con unos versos cursis de Khalil Gibran que son a la Navidad lo que un Big Mac al turrón.

Así que la Agrupación de Estudiantes Tradicionalistas (AET) desea a todos una santa y feliz Navidad. Hasta enero, si Dios quiere.

Anuncios