«Democracia real ya», están pidiendo algunos. Muchos de ellos bienintencionados, pero desorientados. Otros quizá no tanto. Como si un enfermo de cáncer pidiera tumores «de verdad». Porque democracia, democracia liberal y socialista («socialista a fuer de liberal», en frase del oligarca revolucionario Indalecio Prieto, de infausta memoria), tenemos. Tenemos y sufrimos: la «democracia» es el más refinado experimento totalitario.

Lo que no tenemos es Monarquía. Monarquía, que es el régimen popular por excelencia. Que es el régimen legítimo y representativo. Que es el régimen constitutivo de España: España, las Españas, es una Monarquía. Como no tenemos Monarquía, no tenemos independencia, ni justicia. No tenemos Cristiandad. No tenemos Universidad, que es la institución más perfecta del Antiguo Régimen. (Entiéndase por Antiguo Régimen el anterior a la Revolución liberal. Sí, esa que robó los bienes de la Universidad y echó de ella a las mujeres, aunque luego nos haya venido con socialismos y feminismos).

Desde la Agrupación de Estudiantes Tradicionalistas seguiremos trabajando por mejorar la Universidad que tenemos, lo poco que de Universidad nos queda. Pero sin perder de vista que buscamos la restauración de todo un mundo. UNIVERSIDAD REAL YA. Y esa restauración exige MONARQUÍA REAL YA. Real por verdadera: no la farsa de esta república parlamentaria coronada. Real por legítima; con la verdadera Familia Real al frente, sin sucedáneos.

Carteles en los paneles de propaganda electoral de la Plaza Mayor de Salamanca, 20 y 21 de mayo de 2011 (Pinchar para ampliar)
El 22 de mayo ¡ABSTENCIÓN!
El 20 de noviembre ¡también abstención!
Anuncios